Una gran boda en el Castillo de Tamarit - Jaume y Montse

Boda -

Conocimos a Jaume y Montse en la boda de unos buenos amigos suyos. Cuando nos dijeron que nos querían en su boda en el Castillo de Tamarit, sabíamos que estabamos frente a unos novios que querían una boda diferente, unos novios con las ideas claras y con muchas ganas de hacer una boda al lado del mar en un marco tan espectacular y que querían que fuéramos sus fotógrafos de bodas en el Castillo de Tamarit. Las damas de honor de la novia y los muchos amigos que les acompañaron, se entregaron desde el primer minuto en hacer de la boda en el Castillo de Tamarit de Jaume y Montse una boda auténtica, una boda original y, sobretodo, una boda divertida.

EL VESTIDO DE NOVIA EN EL CASTILLO DE TAMARIT

Montse escogió la habitación con terraza al mar para prepararse antes de la ceremonia de la boda en el Castillo de Tamarit. El maquillaje de la novia y el peinado los hizo Everite de Vilafranca del Penedès. Montse llevaba un maquillaje de novia muy natural y el recogido, adornado con flores, era toda una delícia. El vestido de novia de Rosa Clará que llevaba Montse era muy ella. Le quedaba como un guante. Estaba fantástica y hacía que resaltara su sonrisa que lució durante todo el día. Estaba tan contenta que contagiaba a todo el mundo. A nosotros, sus fotografos de bodas, los primeros. La madre de Montse y su hermana la ayudaron a ponerse el vestido. Todo estaba apunto para que empezara su boda en el Castillo de Tamarit. Jaume, por su lado, se puso el traje de novio confeccionado por la firma Señor, en otra sala del Castillo de Tamarit. Los grandes ventanales de la sala con unas vistas de impresión al mar, eran testigos de la mezcla de emociones, alegría y un poco de nervios del novio y su família que lo acompañaba. Se notaban las ganas que tenía Jaume de ver a Montse. Ganas de verla aparecer con su precioso vestido de novia y poder empezar la ceremonia.

CEREMONIA CIVIL EN TAMARIT

Rodeados de sus seres queridos, empezó la ceremonia. Después de la entrada de Jaume, Montse apareció de la mano de su padre. La cara de todos los asistentes, llenas de alegría e ilusión, era el indicador de la felicidad que todos sentían en ese momento. La sensación fué indescriptible, mágica. Tras las entradas, empezó la ceremonia de boda en Tamarit. Los parlamentos de los hermanos de Montse, de la madre de Jaume i de las amigas (las super damas de honor de la novia) hicieron reir i emocionar a partes iguales a todos los invitados. La ceremonia civil en el Castillo de Tamarit fué preciosa. No todos los días tenemos la suerte de trabajar como fotógrafos de bodas en un castillo, una boda al lado del mar.

EL BANQUETE

Después del magnífico aperitivo al lado de la piscina, los invitados se sentaron a la mesa para saborear la cena que preparó en el equipo de AG Planning. Durante la cena, fiesta, fiesta y más fiesta. Juegos y sorpresas se fueron sucediendo hasta que una divertidísima performance dió inicio a una fiesta donde los invitados no pararon de bailar, reir, ... La boda en el Castillo de Tamarit de Jaume y Montse fué una superfiesta. Como fotógrafos de boda sin posados, nos gusta considerarnos fotógrafos de boda de momentos, tenemos que decir que para nosotros fue una boda perfecta. Montse y Jaume, estamos muuuuy contentos de haber sido testimonios de lo que fué un día brillante. Mil gracias por todo pareja.

Evento: Castell de Tamarit
Banquete: AG Planning
Maquillaje y peluquería: Everite Vilafranca del Penedès
Floristería: Art Floral i El Parquet Vilafranca del Penedès

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente