Emotiva boda en Masía Torreblanca de Sara y Carles

Boda -
Los novios en el bosque sentados en un banco en Masia Torreblanca.

Queremos que las fotos de pareja de nuestra boda en Masia Torreblanca no duren más de 10 minutos". Esta fué de las primeras cosas que nos dijeron Carles y Sara en el primer encuentro que hicimos con ellos. Y podemos decir que cumplimos. Fieles a nuestra premisa que una boda es una gran fiesta y no una sesión de fotos, encontramos en Sara y Carles unos buenos aliados.

Los novios empezaron el día vistiéndose en la misma masía. Una preciosa casa del siglo XV rodeada de viñas y lindando entre el Penedès y el Garraf. Mientras Sara se vestía en la planta superior, Carles lo hacía en la primer planta. De esta manera consiguieron estar en el mismo espacio pero sin verse en ningún momento. A pesar que ya hace mucho que se conocen, lo hicieron el la facultad donde los dos estudiaban podología, les hacía ilusión que Carles no viera el vestido de novia hasta el momento de la ceremonia. El vestido era de Pronovias i le quedaba como un guante.

La novia mira su vestido en Masia Torreblanca.
Sara cuelga el vestido de novia en Masia Torreblanca.
El novio se pone su traje en Masia Torreblanca.
La madre viste al novio en Masia Torreblanca.
La familia del novio en Masia Torreblanca.
Espalda del vestido de novia en Masia Torreblanca.
La novia en posición de relax en Masia Torreblanca.
El verso del padrino provoca una reacción de emoción en la novia en Masia Torreblanca.
Los invitados llegan a la ceremonia de la boda en Masia Torreblanca.
Entrada del novio con su madre a la ceremonia entre viñas en Masia Torreblanca.
La novia emocionada entra con su padre a la boda en Masia Torreblanca.
El novio llora al ver entrar a la novia a la ceremonia en Masia Torreblanca.
Entrada de la novia con su padre a la boda en Masia Torreblanca.
La novia llora en la boda en Masia Torreblanca.
Vista general de la ceremonia de boda entre viñas en Masia Torreblanca.
Los novios emocionados en la ceremonia de boda entre viñas en Masia Torreblanca.
La novia pletórica en la ceremonia en las viñas en Masia Torreblanca.
El perro trae los anillos de boda en Masia Torreblanca.
Los novios se ponen los anillos de boda en Masia Torreblanca.
Primer beso de los novios en la boda en Masia Torreblanca.
Tiran arroz y pétalos a la salida de la ceremonia de boda en Masia Torreblanca.
Los novios se sientan en el bosque tras la boda en Masia Torreblanca.
El ramo de novia de Sara
Fotografía de pareja en las vinyas tras la boda en Masia Torreblanca.
El novio y la novia miran a sus invitados desde el claustro en Masia Torreblanca.
Fotografía de los novios en los arcos en Masia Torreblanca.
Los novios siendo vistos por los invitados en el aperitivo de boda en Masia Torreblanca.
Los novios entran al aperitivo de boda en Masia Torreblanca.
Los novios entran al aperitivo de boda servido por Cal Blay en Masia Torreblanca.
Detalles para los invitados en Masia Torreblanca.
Confetti para los novios en Masia Torreblanca.
Entrada triunfal de los novios al comedor en Masia Torreblanca.
Regalo de boda para las madres en Masia Torreblanca.
Fiesta en Masia Torreblanca.
El pastel de boda en Masia Torreblanca.
Regalo del ramo de novia a la hermana en la boda en Masia Torreblanca.
Discurso a los novios en Masia Torreblanca.
La novia llora mientras sus padres la miran emocionados en Masia Torreblanca.
Fiesta y baile en Masia Torreblanca.
La liga de la novia en Masia Torreblanca.
Fiesta en Masia Torreblanca.

La ceremonia de boda civil entre viñas era el escenario perfecto para todo lo que tenía que venir. Hubieron risas, lloros, sopresas, ... una ceremonia de 10 y medio. La gran sorpresa fué que el portador de los anillos era el precioso pastor alemán de la familia que lo hizo muy pero que muy bién. La oficiante de la boda fué Sonia Benages que consiguió una ceremonia personal y divertida con momentos de máxima emoción.

Todo estaba saliendo genial. Hasta el tiempo nos regaló un dia con mucho sol. Sara y Carles brillaban. Estaban pletóricos y sus invitados estubieron a la altura tanto en la ceremonia como en el aperitivo que después se haría en el jardín de la finca. Cuando entraron al comedor, todo fué fiesta desde el minuto uno. Momentos para compartir con los padres, con los abuelos y con los muchos amigos que les quisieron acompañar en un día tan especial.

LA BODA EN MASIA TORREBLANCA

UNA BODA EN UN CHATEAU FRANCÉS A LA CATALANA :-)

Celebrar tu boda en una casa del siglo XV, que la casa esté rodeada de viñas, con un jardín de cesped para el aperitivo, con la posibilidad de hacer la ceremonia entre los pinos o al lado de las viñas, con una sala de gran capacidad con una vidriera que comunica con la viña, ... no suena nada mal, verdad? Pués todo esto y mucho más lo tienes si celebras tu boda en Masía Torreblanca.

La casa está emplazada entre el Alt Penedés y el Garraf, a 40 minutos tanto de Barcelona como de Tarragona, y es una casa del siglo XV totalmente restaurada que también es de donde salen los vinos Torreblanca. La organización fué a cargo de Cal Blay de Sant Sadurní d'Anoia y eso sólo puede decir ... éxito.

VESTIRSE EN EL MISMO LUGAR DE LA CEREMONIA

Poder vestirse en el mismo lugar de la boda es fantástico ya que te permite olvidarte de encontrar tráfico en la carretera, ir sentada en el coche con el vestido de novia con el riesgo de que se te arrugue, poder ver por la ventana como llegan tus invitados o relajarte tranquilamente si un invitado importante llega tarde.

Esto es lo que pensaron Sara y Carles. Querían centrarse en disfrutar del día de su boda y no haber de sufrir por estas cosas. Y es que si empiezas bién el día, es más fácil que el resto del día os vaya bién.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente